1

¿Qué pasa?

Esta situación tan particular que nos toca vivir, nos afecta a todos de distintas maneras. Personalmente, me sería imposible describir o comparar unas situaciones con otras. Porque, aunque en muchos casos haya similitudes, para cada uno de nosotros, con nuestras propias vivencias, nos toca sobrellevarlo de formas muy diferentes. Creo que, no por nada dicen que cada persona es un mundo y cada casa es un universo. Sin embargo, si hoy escribo esto, es porque quiero contar un poquito como me está afectando a mí. No desde todos los ámbitos de mi vida, porque para eso tengo a aquellas personas que siempre me acompañan, y para las que también trato de estar, y a mi psicóloga claro, si no, sobre esta faceta mía. Es decir, desde el lado de la escritura, que es algo que me gusta muchísimo hacer, aunque, como digo en mi perfil y dije en anteriores ocasiones, tengo poco tiempo para hacerlo.

Lo cierto es, que, antes de todo esto, yo me había entusiasmado muchísimo con escribir cosas y compartirlas. Ya había mencionado al pasar, en mi publicación anterior, que había varias cosas de las que iba a “hablar más adelante”. La realidad, es que no pude. Tenía textos y artículos a medio escribir, otros casi terminados, otros apenas empezados… Pero mi realidad, como la de todos, se tras tocó de una forma en la que jamás se me había ocurrido, y eso que quienes me conocen saben que tengo mucha imaginación. Esto cambió todo. Mi vida, mis prioridades, muchas de mis preocupaciones, y por qué no iba de ser así, con lo que tenía pensado escribir. Algunos se fueron a la papelera porque ya no me gustaron. Y otros, siguen ahí, esperando a que tenga las ganas y energías suficientes para retomarlos y terminarlos. Pero, aunque todo eso se pospuso, estoy escribiendo precisamente, porque sí tengo algo que dejarles. Lo que van a leer a continuación, tiene algunas particularidades. La primera, es que es una canción. La segunda, es que jamás pensé que la primer canción que publicara, fuese como lo es esta. La tercera, es que, para que vayan conociendo mi cancionero, todas mis canciones tienen una melodía. El problema es que, ni yo canto muy bien que digamos, ni sé, al menos por ahora, tocar otra cosa que no sea percusión. O sea como piano o guitarra. Entonces, aunque imagine y tenga en mi cabeza la melodía, no puedo pasarla a un formato audible. El resto de las particularidades, tal vez las descubran ustedes. Por último, bueno, espero poder escribir y compartir más cosas. Por el momento, solo puedo dejarles esta humilde reflexión, y esta pequeña canción.

Qué pasa?

Primera parte:
Qué pasa,
Que ya no puedo salir de casa,
Ni siquiera para ir a la plaza,
Lo pienso y me asusto y me pregunto por qué.

Qué pena,
Es tan triste esta cuarentena,
Ni siquiera puedo ir a la escuela,
Y tengo tantas ganas de volverte a ver.

Estribillo:
Me dicen mis papás,
Que hay una enfermedad,
Que a los grandes los puede matar.

Y aunque tal vez a mí,
No me haga tan mal,
Si me enfermo puedo contagiar.

Que las manos bien me tengo que lavar.

Segunda parte:
Quisiera,
Que todo esto vuelva a ser como antes,
Ya no aguanto las ganas de hablarte,
Pero entiendo que te estoy cuidando también.

Me contaste,
Que estás viviendo con tu abuela,
Que es ella quien te lleva a la escuela,
Que si algo le pasara no sabrías qué hacer.

Estribillo:
Por el chat de mamás,
Te mandé un whatsapp,
Para preguntarte como estás.

Y aunque no es lo mismo,
Al fin te pude hablar,
Y al fin también te pude escuchar.

Bien las manos nos tenemos que lavar,
Entre todos nos tenemos que cuidar,
Ahora en casa nos tenemos que quedar,
Esto pronto se tiene que terminar.