KathWare

Dedicatoria

Este blog, está dedicado desde ahora y para siempre, al gran Quino, quien nos dejó físicamente el 30 de septiembre del 2020, y a su creación, Mafalda. Gracias por hacernos pensar, imaginar, soñar y reflexionar sobre el mundo en el que vivimos. Gracias por estar siempre del lado correcto de la vida, del alma, de la verdadera humanidad.

¡Te doy la bienvenida!

A este, mi pequeño rinconcito en el mundo. Un lugarcito en el que expreso todo aquello que sueño, pienso, imagino y siento. Un submundo lleno de historias, reflexiones, cuentos, canciones, y mucho más.

Si querés conocerme un poquito, y querés saber quien soy y por qué empecé a escribir, podés visitar desde el menú, mi entrada Soy Katherine, o la página Acerca de mí. Si te gustaría recorrer este espacio a través de sus categorías, y conocer en sí la distribución de todo el contenido del blog, podés aprender como, por medio de la página Navegar por el blog. Si querés recorrerlo por medio del listado de entradas, podés hacerlo a través de Mis últimas 10. Ahí vas a poder encontrar las últimas 10 entradas, como lo indica el enlace, y presionando en el botón “Más antiguos”, podés leer las restantes. Si querés leer las últimas 5 entradas, podés hacerlo a través del widget “Entradas Recientes”. Si no, te invito a seguir recorriendo, este pequeño pasillo principal.

¡Las más leídas!

Acá, les dejo las entradas más visitadas del año. ¿Qué es lo que más lee la gente en KathWare?

No es raro que entradas que se encuentran dentro de la categoría de tecnología, sean de las más vistas. Sin duda es un tema que me apasiona muchísimo, y sobre el cual me gusta escribir. Ver televisión y contenido On Demand por internet. Escribiendo a ciegas en android. y Desarrollo, usabilidad y accesibilidad con lectores de pantalla.

Historias propias. Relacionadas directamente conmigo. Dentro de la categoría sobre mí. La bicicleta y el monstruo.

Dentro de la categoría opinión, tenemos: Orgullo 2021.

Dentro de la categoría basados en sueños. Mi mejor amigo Tronco.

Y dentro de la categoría reflexiones, la recién llegadita al ranking. Discapacidad y prejuicio.

Por ahora, he decidido poner solo 7, que no se encuentren en otras secciones de la página. Sí, porque si no quedo muy repetitiva. Cuando llegue a las 40 entradas, voy a poner las 10 más leídas. ¿Qué les parece? ¡Y no se vayan tan lejos, que este ranking puede ir cambiando!

Cosillas extras…

Acá voy a ir agregando algunas cosillas que pueden llegar a resultar de interés. ¡Espero les sea de su agrado!

Mundo Digital Accesible

Primero, les dejo un curso en youtube de accesibilidad digital promovido por la comunidad de DaLat “Desarrollo Accesible latinoamericano”, a la que pertenezco. Hoy en día, a pesar de las dificultades, y de que aún no sea una prioridad, cada vez más compañías se orientan a hacer sus sitios webs más accesibles. Este curso, brinda información, recursos y herramientas para ingresar al mundo de la accesibilidad digital, mientras que ofrece los conocimientos para que, quienes lo hagan, sepan lo suficiente como para poder trabajar en el testeo de accesibilidad de sitios web. El mismo se llama Mundo Digital Accesible. Acá, pueden seguir a la Comunidad de DALat en instagram. Y acá, visitar la web oficial de la comunidad.

Una red social diferente

Bloguers.net, es una red social para blogueros y lectores de blogs. Si te gusta leer blogs, o tenés uno y querés promocionarlo, acá te dejo mi perfil en bloguers.net, y el enlace de invitación para registrarse.

¿Te gustaría aprender programación de forma autodidacta?

Acá les dejo un recursero tecnológico que recopilé, con herramientas y sitios webs sobre como programar, de forma accesible. Para quienes sean autodidactas, o tengan ganas de darse un poco la cabeza contra la pared en este loco mundillo de la programación. Espero les sea de utilidad. Programar a ciegas.

¿Qué te pareció la página?

Podés dejarme sugerencias, mejoras y todo lo que se te ocurra, abajo en la sección de comentarios, en la página de contacto desplegando el menú, o a través de mis redes sociales.

¡Saludos, y hasta prontito!

Dejá una respuesta